PRISAS, NAVIDAD Y ESCUELA... ¡FELICES FIESTAS PARA TODOS! ~ EL VALOR DE LA EDUCACIÓN FÍSICA

jueves, 26 de diciembre de 2013


Página 1, ejercicios 2 y 3, tema 5, las raíces cuadradas, el esternocleidomastoideo, quedan 5 min, what?, la acometida, tema 9, el triángulo escaleno, página 120, tema 14... y así desde septiembre hasta junio. Un día detrás de otro. Casi con cálculo milimétrico para que dé tiempo a terminar el libro de texto.

Nuestra sociedad vive muy deprisa. Nunca tenemos tiempo. Y la Escuela no es ajena a estas prisas. Tampoco en la Escuela hay tiempo para todo. Son muchas las veces en las que si el libro se completa, ha sido un buen año. Y justo a la inversa: si el libro no se termina, algo habrá pasado, sin entrar a valorar la cantidad de matices que se generan detrás de cada día, de cada inconveniente, de cada contenido, de cada pregunta, de cada comportamiento... y que a la postre, es donde se produce la educación más profunda. Si se cae en este error, el libro de texto se convierte en el regidor del día a día de las clases y de las casas. Recordemos que el aprendizaje requiere de atención y ésta está reñida con la prisa.

Pero la educación, en su sentido más amplio, es mucho más que contenidos y conocimientos. Educar es enseñar hábitos, costumbres y valores que faciliten la socialización y adaptación como mecanismos de éxito personal.

La vida también es mucho más que lo que se va consiguiendo en el camino. La vida está llena de sensaciones indescriptibles que solo pueden ser vividas y sentidas por la propia persona. Igual ocurre en las clases de Educación Física, el resultado no lo es todo, las sensaciones y la satisfacción personal deben estar por encima de lo que se ha conseguido (aunque a veces estos dos aspectos vayan cogidos de la mano). Anteponer la honestidad al engaño, anteponer el aprecio al menosprecio por el oponente, anteponer la superación propia a la de los demás,etc.Todo esto se puede extrapolar a la vida, para así conseguir una sociedad más justa, más honesta y, sobre todo, más humana.

Así que, por favor, sin prisas y disfrutando de las sensaciones que comparta el estar al lado de los que más se quiere, o de aquellos que calientan su ausencia. Y siempre siempre, dejando las prisas para otro momento, sobre todo en aquellos, en los que los niños son los protagonistas... ¡FELICES FIESTAS!


Texto basado en el escrito para la edición especial del periódico digital "El Eco de Paradas"
En otra ocasión procederemos a exponer el artículo aparecido en la versión escrita para:
 El Eco de Paradas



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario